Suche
(Foto: Jakob Studnar)

Séptimo aniversario de la guerra civil en Siria: Kindernothilfe denuncia la guerra contra los niños

(Duisburg, 14.03.2017) Kindernothilfe advierte que el público mundial se está acostumbrando a las violaciones masivas de los Derechos del Niño, como ocurren en Siria: Durante siete años ha habido una guerra civil devastadora. Cientos de miles de niños, adolescentes y adultos han perdido la vida, millones de personas huyen o dependen de ayuda externa. "No debemos cerrar los ojos a la muerte y el sufrimiento y, en cooperación con otras organizaciones, debemos continuar presionando la política para que cese la muerte y el sufrimiento", dijo Katrin Weidemann, presidenta del Directorio de Kindernothilfe.

Las diversas partes en el conflicto en Siria ignoran claramente el Derecho Internacional, que busca proteger a las poblaciones más vulnerables: los niños son utilizados como escudos humanos, las escuelas y los hospitales son blanco de ataques, y las niñas y niños a menudo se encuentran gravemente traumatizados. "Esta terrible guerra ha estado violando cualquier convención internacional durante siete años", dice Katrin Weidemann. "Viola el derecho más fundamental de todos a una vida en un lugar seguro". Hasta ahora, los esfuerzos en el nivel político no han conducido al deseado final de la guerra. "Como sociedad civil, tenemos que aumentar aún más la presión sobre los políticos. No podemos aceptar que los niños se mueran de hambre o incluso mueran como resultado de los ataques y la falta de atención médica", explica Katrin Weidemann.

Los niños que han crecido con experiencias de guerra y que a menudo no tienen educación formal son el futuro del país árabe. "No debemos dejar a esta generación a solas con sus terribles experiencias y rendirnos", dice Katrin Weidemann. En Líbano, Kindernothilfe apoya proyectos educativos para niños sirios refugiados: para contrarrestar las brechas educacionales que han surgido debido al conflicto sirio, la Agencia de los Derechos del Niño en Alemania financia proyectos que van desde educación de la primera infancia, hasta escuelas y formación laboral.

Como una de las mayores organizaciones cristianas de defensa de los Derechos del Niño en Europa, Kindernothilfe apoya a niñas y niños desfavorecidos en su camino hacia una vida independiente y autodeterminada. En la actualidad, Kindernothilfe protege, fortalece y promueve a casi dos millones de niños y sus familias en todo el mundo.