Suche
 Ayuda para niños de la calle (Fuente: socio de Kindernothilfe)

Indonesia: Ayuda para niños de la calle

Según el Ministerio de Asuntos Sociales, 40.000 niños sin hogar viven en Indonesia, 11.000 de ellos en Jakarta. Los problemas familiares causados por la separación de los padres, la enfermedad, la muerte de uno de los padres, o la extrema pobreza, hace que los niños salgan a las calles. Nuestro socio Kampus Diaconía Modern (KDM) proporciona una salida para estos niños y jóvenes.

Por favor, apoye nuestro proyecto de trabajo con una donación!

Indefensos en la gran ciudad

KDM, un proyecto orientado a apoyar niños de la calle, existe desde 1972. Varios de los niños de la calle vienen de Yakarta, pero muchos de ellos vivían en ciudades y pueblos remotos. Los llaman los niños del ferrocarril debido a su hábito de saltar encima de los trenes para moverse por la ciudad. Después de su llegada a Yakarta, entran en la espiral de falta de vivienda, abuso de drogas y explotación sexual.

Sus vidas se vieron empañadas por la violencia y el crimen. Cuando se enferman, por lo general no tienen ningún lugar a donde acudir para recibir tratamiento.

Los niños participantes en el proyecto tienen entre cinco y 15 años de edad. Sin embargo, la edad es sólo de importancia secundaria para su rehabilitación, el aspecto esencial es la rapidez con que el personal de KDM puede llegar a los niños después de haber escapado de su casa.

Lo que hacemos para ayudar

(Fuente: Denker/KNH)

En Yakarta, muchos niños y jóvenes viven en las calles

Los niños que pueden ser devueltos a sus hogares se reúnen con sus familias. KDM a menudo asume la responsabilidad por los niños hasta que se independizan.

El proyecto de apoyo a niños de la calle consta de cuatro componentes: El personal establece inicialmente el contacto con los niños, sobre todo en las estaciones de ferrocarril, donde pasan sus días. Además de lápices de colores, papel y juegos, el personal de KDM les proporciona alimentación. KDM busca establecer una relación de confianza lo más rápido posible. Dado que las visitas se llevan a cabo regularmente en el mismo lugar, los niños están siempre invitados a acompañar a los miembros del personal e sus visitas a uno de los proyectos.

En las inmediaciones de Pondok Gede y del centro para ninnos de la calle, KDM ha instalado un camping con los ex niños de la calle. Es un centro de acogida para los recién llegados. Además de servir como fuente de ingresos para los ex niños de la calle, los niños aprenden a vivir en un grupo y a desarrollar habilidades simples como cocinar y limpiar en un ambiente que está cerca de la naturaleza.

Vivir en este campo significa una vida sin drogas. Durante el tiempo que pasan en este entorno natural, muchos de ellos sufren los síntomas de la abstinencia. La mayoría de los niños de la calle inhalan pegamento o son adictos a otras drogas. Después de unas semanas, los niños más pequeños se trasladan a la aldea de niños KDM, mientras que los mayores son transferidos a un centro de formación agrícola.

En la aldea de niños

(Fuente: Denker/KNH)
En la aldea los niños pueden vivir sin preocupaciones.

Para las niñas y los niños más pequeños, la aldea de niños es su primer refugio después de vivir en las calles. Además de una escuela primaria y secundaria, la aldea tiene un centro de formación que ofrece formación en carpintería y textiles, así como mecánica de automóviles y soldadura.

 

Aproximadamente 100 niños viven en la aldea de niños. Además de la oportunidad de asistir a la escuela y recibir formación, se promueve el talento musical de los niños, en particular el canto. Un coro de niños realiza una amplia gama de eventos incluso fuera de la aldea infantil.

La educación cambia todo

Un número de jóvenes va al centro de formación agrícola cerca de Cileungsi, situado entre Yakarta y Bogor, más o menos a una hora en auto desde la aldea de niños. Construyeron adicionalmente un edificio residencial, que permite que hasta 20 niños puedan vivir aquí actualmente. Los niños cultivan verduras, crían animales y reciben apoyo escolar.

Los niños y jóvenes que participan en el programa pueden ser devueltos a sus familias, siempre y cuando esto sea consenso y se cumplan todas las expectativas de acogida.

Proyecto N° 28061