Suche
(Fuente: Belal Khaled/pciture alliance)

En la frontera greco-turca: En lugar de encerrarse, necesitamos una política europea sobre los Derechos del Niño y los Derechos Humanos

(Duisburg/Lesbos, 03.03.2020) Las consecuencias de una política europea de refugiados completamente fallida afectan a miles de niños y adultos en la frontera turco-griega. "Es simplemente insoportable saber que los niños nuevamente esta noche, embarrados, completamente empapados y desesperados esperan con sus padres poder llegar a Europa" dijo Carsten Montag, miembro de la junta de Kindernothilfe. "En lugar de una política de cierre, necesitamos ayuda rápida y una política europea sobre los Derechos del Niño y los Derechos Humanos", agregó Montag. 

La semana pasada, Turquía terminó en forma unilateral el pacto sobre los refugiados de la UE, después de que soldados turcos fueron asesinados en ataques aéreos en Idlib. Al mismo tiempo, Grecia está pasando por encima de la Convención de Refugiados: en las islas griegas, decenas de miles viven en condiciones inhumanas en campos de refugiados inmensamente poblados.

La organización socia de Kindernothilfe 'Stand by me Lesvos' informa sobre condiciones de higiene catastróficas y niños hambrientos en el campo de refugiados más grande de Europa, Moria. Las condiciones de guerra civil y el temor a un brote de pandemia aumentan la presión.

“Es absolutamente censurable abusar de los refugiados como influencia política. Condenamos enérgicamente esto y pedimos a nuestro gobierno que no tolere el procedimiento", dijo Montag. “Por triste que sea, no se vé una solución europea a lsituación de los refugiados. Pero los socios europeos que defienden la humanidad y los Derechos Humanos podrían comenzar acogiendo a niños y adultos particularmente vulnerables”, dijo Montag.