Suche
(Fuente: Knidernothilfe-Partner)

Guatemala: 4 semanas después de la erupción volcánica

Fue un desastre que se anunció: El Volcán de Fuego (3.763 metros sobre el nivel del mar), ubicado a 35 kilómetros al suroeste de la capital Ciudad de Guatemala, había estado activo durante varios meses antes de entrar en erupción durante 16 horas el 3 de junio. Las consecuencias para las personas en las aldeas vecinas no se dejaron esperar: ¡Muerte y destrucción a gran escala! Alba de Arzú, directora de la oficina de Kindernothilfe en Guatemala, y su colega Otto Arenales, del programa de KNH y consultor para proyectos en el país centroamericano, describen la situación que aún se mantiene muy tensa en el área de desastre de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango. 

Kindernothilfe: ¿Cómo se encuentran las personas en las aldeas alrededor del Volcán de Fuego, cuatro semanas después de esta devastadora erupción?

Alba de Arzú, directora de la oficina de Kindernothilfe en Guatemala, y Otto Arenales, encargado de programas y consultor para proyectos de Kindernothilfe. (Fuente: Jürgen Schübelin)
Alba de Arzú, directora de la oficina de Kindernothilfe en Guatemala, y Otto Arenales, encargado de programas y consultor para proyectos de Kindernothilfe.

Alba de Arzú: Según cifras oficiales de la autoridad guatemalteca de protección civil, el número de muertes por la erupción volcánica ha aumentado a 112. Todavía hay 55 personas gravemente heridas en los hospitales. Oficialmente, 197 personas siguen desaparecidas. Sin embargo, se detuvo la búsqueda porque el trabajo en el área afectada se consideró demasiado peligroso para los equipos de rescate.

Otto Arenales: Por supuesto que esto es muy terrible para los parientes sobrevivientes. La gente en las aldeas dice que el número de desaparecidos es más alto del que admite el gobierno. En su desesperación los parientes han intentado buscar los cuerpos con herramientas primitivas en algunos lugares bajo las cenizas y la lava helada. Esto es extremadamente peligroso porque debajo de la superficie, la lava todavía está a 300 grados de temperatura. En todas partes, hay escapes de vapores y gases tóxicos. Y el contacto de la piel con las cenizas provoca lesiones graves.

Kindernothilfe: ¿Por qué hay esta discrepancia entre las declaraciones de la autoridad de protección civil y lo que dicen las personas en las aldeas?

Alba de Arzú: El gobierno del presidente Jimmy Morales ha perdido credibilidad en esta crisis. Las personas de los pueblos alrededor del Volcán de Fuego todavía no entienden cómo es que los sectores amenazados no fueron oportunamente evacuados, habiendo información científica precisa. En cambio, los afectados permanecieron durante horas abandonados. En muchos lugares en Guatemala ha habido protestas debido a este fracaso. Pero la gente también está enojada porque el gobierno pasó varios días intentando minimizar la dimensión del desastre y evitando el ingreso de suministros de socorro desde países vecinos.

Otto Arenales: Las personas entretanto hablan del Volcán de los Pobres, que sobretodo afectó a la gente pobre. Sorprendentemente, no fue problema la evacuación a tiempo de huéspedes y de gran parte de la infraestructura desde un costoso hotel de golf y deportes. No hubo daño en absoluto. Las muertes, sin embargo han afectado exclusivamente comunidades pobres indígenas.

Kindernothilfe: Cómo han reaccionado las organizaciones socias de Kindernothilfe frente al desafío de una de las más difíciles crisis humanitarias en Guatemala desde el Huracán Stan en Octubre 2005?

Otto Arenales: Por el hecho que nuestro socio Coincidir ha estado trabajando con las familias en varias comunidades agrícolas cercanas al volcán durante varios años, era claro que había que intervenir como Kindernothilfe. El equipo de Coincidir seleccionó cuatro lugares y comenzó allí un programa de ayuda inmediata. En San José Calderas, La Soledad, El Rosario y Chimachoy, la lluvia de cenizas destruyó las plantaciones de frutales en los campos y en los huertos. Se priorizó restablecer el suministro de agua, reparar bombas y o donde era posible, reemplazarlas. Dado que la gente en su miseria comenzó a comerse las semillas para calmar el hambre, el segundo paso fue volver a sembrar y plantar lo antes posible. Solo así será posible evitar una crisis alimentaria que ya se extiende más de un mes de duración y sus devastadoras consecuencias para la salud de niños y adultos.

Alba de Arzú: La atención pública, desde la erupción volcánica, se ha preocupado sólo de las personas en los refugios. La destrucción sufrida por miles de familias campesinas indígenas no es preocupación de nadie en Guatemala. En los pueblos donde Kindernothilfe y el equipo de Coincidir trabaja, no hay ningún otro apoyo.  

(Foto: Malte Pfau)
Los niños están especialmente amenazados en situaciones de crisis humanitarias después de catástrofes.

Kindernothilfe: En los albergues, las personas viven en condiciones extremadamente precarias. ¿Cómo se puede garantizar la protección de los niños en tales circunstancias?

Otto Arenales: Esta situación ha sido muy delicada desde el comienzo. Según las cifras actuales, todavía hay entre 3.600 y 4.000 personas en albergues alrededor de la zona de desastre. Dos de nuestras organizaciones socias, CONACMI y ODHAG, la oficina de Derechos Humanos de la archidiócesis de Guatemala, nos pidieron ayuda inmediata para poder apoyar a los niños en estos centros.

Alba de Arzú: CONACMI es una organización con mucha experiencia, que está comprometida hace muchos años en el trabajo terapéutico con niños víctimas de violencia y abuso sexual. Actualmente el equipo de CONACMI trabaja estrechamente junto a la Universidad de San Carlos, una de las importantes universidades aquí en Guatemala, y el ministerio de salud. Se trata de ofrecer a los niños apoyo terapéutico y velar porque en los albergues hayan espacios seguros para las niñas y niños, y que sobretodo en esta situación de crisis, se mantengan y respeten las reglas de protección de los niños. Muchos niños que han sufrido la pérdida de sus familiares o sus hogares, son especialmente vulnerables. Lo mismo ocurre también con las mujeres. Desgraciadamente continúan las noticias y denuncias sobre abusos sexuales y violencia contra niños y mujeres en varios albergues.

Guatemala Action!Kidz Reise 2018. (Foto: Malte Pfau)
Los socios de Kindernothilfe atienden actualmente a más de 600 niños que han sido afectados por la erupción volcánica.

Kindernothilfe: A cuántos niños alcanza la ayuda humanitaria comprometida por nuestros socios en Guatemala y por cuánto tiempo se contempla llevar a cabo estos proyectos?

Alba de Arzú: Las tres organizaciones socias de Kindernothilfe, Coincidir, CONACMI y ODHAG trabajan actualmente alrededor del volcán con algo más de 600 niños. Este compromiso de trabajo indirectamente alcanza aproximadamente a 3.000 personas. El equipo de Derechos Humanos de la Arquidiócesis Guatemala ODHAG desarrolla allí especialmente una estrategia orientada a fortalecer a los niños y sus habilidades de resiliencia sobretodo en estas situaciones de crisis. Este enfoque se llama Retorno a la Alegría, recomendado también por las Naciones Unidas y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en crisis humanitarias y situaciones de catástrofes.

Otto Arenales: La experiencia en otras situaciones de crisis luego de catástrofes naturales, ha mostrado que los adultos descargan su estrés en los niños. Por eso es muy importante que haya estos espacios seguros. En el marco temporal de este compromiso, en una primera instancia, con los tres socios nombrados hemos establecido un tiempo de duración de medio año para este Proyecto de Ayuda Humanitaria. Para que eso fuera posible, estamos enormemente agradecidos a las y los donantes de Kindernothilfe. ¡Lograron que después de conocerse la magnitud de la erupción volcánica, pudiéramos comenzar en unas pocas horas la ayuda humanitaria!

(Entrevista realizada por Jürgen Schübelin)

Kindernothilfe continúa solicitando donaciones para estas medidas de emergencia.

Cuenta:
Kindernothilfe e.V.
Bank für Kirche und Diakonie eG (KD-Bank)
Stichwort: WW0019, Nothilfe Guatemala
IBAN: DE92 350 60 190 0000 45 45 40