Suche

África

Estamos trabajando en Africa desde 1961. A través del apoyo a 196 proyectos en once países, estamos empoderando, protegiendo y haciendo partícipes a 1.5 millones de niñas y niños junto a sus familias en importantes decisiones que afectan sus vidas.

África

La cuna de la humanidad, el continente con el más grande potencial es a la vez el más devastado por la pobreza. Apoyando a las niñas y niños de África

África es la cuna de la humanidad, pero hoy en día lamentablemente también uno de los continentes más pobres del mundo. Colonialismo, guerras civiles, corrupción e injustas condiciones de comercio han devastado particularmente las regiones subsaharianas. Alrededor de un 50% de la población en estas regiones vive bajo de la línea de pobreza y debe mantenerse con menos de $1.25 dólar al día.

Esta brutal situación de pobreza tiene variadas y serias consecuencias, sobre todo afectando la vida de niñas y niños. Un 10% de las niñas y niños en este continente muere antes de cumplir los cinco años de vida y un 6% no llega a vivir su primer cumpleaños. Sumado a ésto, 26 millones de personas en el África subsahariano están infectados con el virus VIH/SIDA, incluyendo tres millones de niñas y niños. 

VIH/SIDA y hambre, pero también esperanza

Uno de los medios más importantes para mejorar el estándar de vida del ser humano, una educación de calidad, es un bien bastante escaso en Africa. Sólo un 30% de los jóvenes entre 15 y 24 años puede leer y escribir. Sólo uno de cada tres niños y niñas va a la escuela. Al mismo tiempo, un 27% de las niñas y niños tiene que trabajar para ayudar a sus familias a mantenerse.

La brutal tradición de la mutilación genital representa un particular y severo problema en el África subsahariana: un 40% de las mujeres han sido mutiladas; esta cifra logró llegar a un 97% en Somalia. Niñas y niños sufren además de muchas otras maneras la violencia y explotación, comenzando por el matrimonio infantil y la violencia sexual hasta ser vendidos como esclavos o forzados a la prostitución.

Pero existe esperanza. Muchos de los problemas de África han podido ser aliviados en las últimas décadas. La tasa de mortalidad de niñas y niños menores de cinco años, hasta el momento, ha experimentado una reducción a la mitad desde 1990. También se han implementado mejoramientos en el acceso a la salud y educación.